Que la Bioarquitectura tome relevancia es fundamental para los profesionales de la Construcción Ecológica y también para el planeta.

La Bioarquitectura es un tema que va tomando importancia. Aunque nos concierne a todos por igual, la construcción ecológica no siempre recibe la atención que merece. Sin embargo, desde Verdtical, como profesionales en proyectos de Bioconstrucción , sabemos lo mucho que mejorarían las ciudades, la naturaleza y el mundo en general con una arquitectura con conciencia medioambiental.

Cada vez somos más conscientes de lo importante que es cuidar el medio ambiente y de la repercusión que esto tiene en la vida de la gente. Poco a poco, expertos en el sector de la arquitectura y la construcción están empapándose de nuevas técnicas y diseños que provocan un menor impacto en la naturaleza a la hora de edificar y crear ciudades o construir una casa.

La Bioconstrucción ya no es el futuro, sino el presente de los auténticos profesionales. Y es el primer paso para frenar el cambio climático tan alarmante que estamos sufriendo en las últimas décadas.

Inicios de la Bioarquitectura

La Bioarquitectura se ha utilizado desde el inicio de los tiempos y ha ayudado al hombre desde que éste habita la Tierra. En la antigüedad, en las primeras formas de Bioarquitectura, se utilizaban materiales naturales tales como el agua, la paja, la arcilla, la madera, las piedras, las cañas, las ramas y sus follajes… Incluso el hielo, en zonas gélidas.

De este modo, se construía una casa que se integraba perfectamente en el paisaje, sin necesidad de gastos de energía inútiles. Nuestros antepasados ya sabían que todo lo necesario para la vida estaba ahí fuera, a diferencia de la mayoría de las construcciones del presente, que derrochan energías renovables y no renovables y perjudican el planeta.

La realidad es que la naturaleza nos otorga todo lo necesario para nuestra supervivencia, y muchos arquitectos del mundo están volviendo a nuestros orígenes en este sentido. Se ha hecho tanto hincapié en crear un medio tan artificial que nuestros recursos naturales han mermado de manera considerable y alarmante. Muchos ecosistemas son prácticamente imposibles de remontar, ya que el gasto energético de los humanos es superior a la capacidad de regeneración de los recursos naturales.

La Bioarquitectura hoy en día

¿Cómo integramos naturaleza y arquitectura los auténticos profesionales de la construcción? Actualmente, con la influencia de la Bioarquitectura, se está incrementando la edificación inteligente, que utiliza materiales naturales no contaminantes y que se basa en usar la energía y los recursos de manera sostenible y eficiente. El objetivo es ayudar a la naturaleza a que regenere aquello que estamos devastando.

Un ejemplo son los jardines verticales. Son una aportación muy novedosa al sector de la Bioconstrucción, puesto que con estos revestimientos vegetales naturales se consigue:

  • Una mayor purificación del aire que respiramos los seres vivos.
  • Un acondicionamiento climatológico óptimo allí dónde se instalen, ya que salvaguardan del frío y del calor.
  • Una adaptación visual al medio (Biofilia), ya que al eliminar la dureza de elementos como el cemento se consigue una sensación de paz y confort.
  • Una extraordinaria manera de contribuir a la mejora del medio ambiente y a la creación de un mundo más natural y sano, fomentando la conservación y la preservación de especies y utilizando los recursos de una manera eficiente y sostenible, ya que la perdurabilidad de estos jardines en el tiempo es muy elevada y su consumo de agua es mínimo.

Alcanzar un modelo de arquitectura sostenible es muy sencillo. Los jardines verticales son un ejemplo claro de cómo podemos poner de nuestra parte, como profesionales pero también como personas, en la lucha por un medio ambiente con más salud y vida. Con pequeñas acciones, como utilizar materiales no contaminantes, podemos contribuir a parar el calentamiento global.

Verdtical apoya la Bioconstrucción y el consumo eficiente de los recursos para mejorar la salud de las personas.