Una cubierta vegetal tiene importantes ventajas y es un elemento constructivo diferenciador en proyectos de Bioconstrucción Urbana.

Las cubiertas vegetales son construcciones situadas en la parte superior de los edificios (tejados, azoteas, terrazas) que están revestidas con vegetación de algún tipo, ya sean plantas, árboles, arbustos… A veces, los profesionales de la construcción sostenible, y el público en general, se refieren a ellas como azoteas verdes, cubiertas verdes o incluso techos verdes, simplemente.

Hay distintos tipos de cubierta vegetal. Pueden ser extensivas o intensivas, de sol o de sombra, planas o inclinadas… En este último caso, el sistema de instalación de la cubierta verde será determinante, ya que, al igual que sucede con la jardinería vertical, la afluencia de agua en superficies que no son totalmente planas debe preverse y controlarse de manera especial para que el proyecto sea sostenible.

Principales ventajas de una cubierta vegetal para el entorno

Una de las más importantes razones de ser de las cubiertas vegetales es que tienen muchas ventajas para el medio ambiente, además de servir como elemento diferenciador en proyectos de Bioconstrucción urbana.

Con las azoteas verdes se consigue que superficies hasta ahora desaprovechadas, como terrazas o cubiertas, ayuden a mejorar los niveles de contaminación, malgasto de recursos energéticos y emisiones de dióxido de carbono.

El sector de la construcción es uno de los más contaminantes, pues se estima que es responsable, a nivel mundial, de en torno a un tercio del gasto de agua y energía, y también de un tercio de las emisiones de gases contaminantes, que incluyen negativamente en la capa de ozono.

Las cubiertas vegetales son una gran herramienta para que las construcciones dejen de ser parte del problema y formen parte de la solución:

  • Purifican el aire que respiramos, al filtrar los metales pesados presentes en la atmósfera y limpiar el ambiente.
  • Generan oxígeno y mejoran la calidad del aire.
  • Reducen el Efecto Isla de Calor Urbana, ya que las plantas de la cubierta son capaces de absorber gran cantidad de luz solar y, por tanto, de temperatura.
  • Promueven la Biodiversidad y el respeto por la fauna autóctona: las plantas y flores instaladas en cubiertas verdes sirven como hábitat para distintas especies de insectos y aves.
  • Retienen el agua de lluvia y la reutilizan, de forma natural gracias a las plantas y también mediante un sistema concreto para el drenaje.

Cubierta Verde Vegetal

Beneficios de las azoteas verdes o cubiertas vegetales

Además de las ventajas relacionadas con el medio ambiente, las cubiertas verdes presentan otros beneficios para las personas:

  • Ahorran energía. Al funcionar las cubiertas verdes como una barrera natura contra el calor, se puede ahorrar más de un 50% en energía destinada a calefacción. Del mismo modo, una cubierta vegetal con un sistema de riego inteligente permite ahorrar gran cantidad de agua.
  • Aíslan de forma natural contra el ruido y la contaminación acústica. Estas cubiertas también sirven como barreras contra el sonido, reduciendo el ruido interior y exterior.
  • Mejoran el bienestar. En consecuencia, y al tener un entorno más fresco y silencioso, las personas que viven o trabajan en edificios con cubiertas verdes viven mejor, más relajadas y sanas. De hecho, se ha demostrado que la presencia de vegetación verde acelera la recuperación de pacientes enfermos. Es lo que se conoce como «entorno de curación».
  • Aumentan la vida útil de los edificios. La vegetación en cubierta protege la estructura y la cubierta del edificio, ya que lo impermeabiliza, lo protege de las altas temperaturas, e incluso de la erosión propia del viento.
  • Revalorizan las construcciones. Por todo lo que hemos mencionado, y por la mejora estética del edificio, las cubiertas verdes aumentan el valor de las propiedades y del suelo donde se instalan, ya que transforman los edificios en proyectos sostenibles, de aspecto natural, con unos costes energéticos reducidos y un mayor bienestar para sus habitantes.

La importancia de las cubiertas verdes

Nadie duda de que las cubiertas verdes están destinadas a extenderse en su aplicación, y de que su uso será cada vez más importante para los profesionales de la construcción.

Son muchas las ciudades que apuestan por este tipo de cubiertas vegetales para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Barcelona es un claro ejemplo, con sus iniciativas “Pla del Verd i la Biodiversitat de Barcelona 2020” y “Programa d’Impuls a la Infraestructura Verda Urbana”, por las que ha procedido a la instalación de cubiertas vegetales en más de una decena de edificios.

Al igual que los jardines verticales, las cubiertas vegetales responden a toda una filosofía de preservación del medio ambiente dentro del sector de la arquitectura sostenible. Un esfuerzo para integrar la vegetación en las zonas urbanas y revertir los preocupantes efectos del cambio climático, la reducción de la capa de ozono y el aumento de la temperatura global.

Cubierta Vegetal: Beneficios de una Azotea Verde
5 (100%) 8 votes