Adelántate a la Unión Europea con tus proyectos sostenibles: los Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo ya son obligatorios.

La Bioconstrucción ya no solo es relevante para los profesionales de la arquitectura y la ingeniería por razones de responsabilidad social corporativa (RSC) o por la rentabilidad que le da a los proyectos en el largo plazo.

En muy poco tiempo, edificar sosteniblemente en todos los edificios de España será una obligación impuesta por la ley.

De hecho, la Bioconstrucción ya cuenta con importante legislación de su parte, tanto a nivel estatal como europeo. Con la llegada de la Directiva 2018/844, de Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo, o nZEB (Near Zero Energy Building), se está acelerando todavía más (si cabe) esta transformación.

Esta nueva Directiva, que modifica las anteriores Directivas 2010/31 y 2012/27, de Eficiencia Energética de los Edificios y de Eficiencia Energética, respectivamente, tiene el objetivo de mejorar dicha eficiencia energética fomentando la rehabilitación y alcanzar la descarbonización del parque inmobiliario actual, más a largo plazo.

Concretamente, la novedad que se ha implantado con la Directiva de 2018 es la introducción de sistemas de control y automatización de edificios específicos y alternativos a las inspecciones físicas, así como la introducción de un indicador de inteligencia, que evalúe la preparación tecnológica de un edificio.

Los Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo

Una de las principales apuestas de la Unión Europea, como comentábamos, y el principal camino a seguir, es la construcción de Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo (nZEB).

Los edificios de consumo casi nulo son aquellos, como su nombre indica, que no consumen prácticamente energía para su correcto funcionamiento y para garantizar el confort de quienes los habitan, ya que producen tanta energía como la que necesitan, y además la producen de forma renovable y sostenible.

Este concepto fue introducido por la propia Unión Europea en la primera Directiva relacionada con la Eficiencia Energética, la de 2010.

Desde entonces, la fecha límite para que todos los edificios de carácter público sean nZEB es el 31 de diciembre de 2018, por lo que ya se ha cumplido el período. Asimismo, se establecieron dos años más para que toda nueva edificación y rehabilitación se construya con criterios nZEB (enero de 2021).

Una fecha cada vez más próxima y que insta a los profesionales de la construcción a renovarse y sumarse al cambio, más que necesario, del modelo actual.

Normativa en Bioconstrucción

La situación de la construcción

El sector de la construcción es de los que más impacto ambiental tiene. Se calcula que, en Europa, un tercio de los gases de efecto invernadero y residuos emitidos, y un tercio del agua y la energía consumidas, provienen de la construcción.

Por eso, además de la obligatoriedad de los Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo, la Unión Europea incluye en sus Directivas sobre sostenibilidad notas sobre, por ejemplo, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% para 2020, con respecto a 1990.

También se prevé que el porcentaje de uso de energías renovables sea de un 35% en 2030, y que se eliminen las trabas al autoconsumo (¿recuerdas el polémico “impuesto al sol” español?).

España, de hecho, es el país que más infracciones de tipo medioambiental comete, y el que más multas debe pagar por incumplimiento de la normativa europea.

Para el año que viene (2020), si quiere cumplir lo exigido por Europa, España deberá:

  • Reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a 1990.
  • Utilizar un 20% de energías renovables (recordemos que se debe aumentar al 35% para 2030).
  • Respetar las directrices en cuanto a edificios nZEB: actualmente ya es obligado para los públicos, pero en breve lo será para todos los edificios (enero de 2021).

¿Qué puedes hacer como profesional?

La Bioconstrucción es el camino de los profesionales de la arquitectura, la ingeniería y la construcción que están conectados con las necesidades de las personas y el planeta y con las exigencias normativas a nivel europeo y español.

Construir edificios nZEB es una de las alternativas más sencillas para cumplir con el resto de objetivos de sostenibilidad: reducen el consumo energético (ahorrando en luz y agua), disminuyen la temperatura de las ciudades, utilizan energías renovables…

A su vez, la Bioconstrucción, como forma de entender la arquitectura, está estrechamente relacionada con los edificios nZEB. Lo que se busca es que la construcción se funda con la naturaleza, consumiendo e impactando lo mínimo.

La instalación de revestimientos vegetales, el cuidado de la orientación del edificio, la consideración de su situación con respecto a la ciudad… Son todos ejemplos de acciones concretas que los arquitectos e ingenieros españoles deben estar ya llevando a cabo para adelantarse a la normativa y destacar en su sector.

No se trata solo de una alternativa más atractiva o fácil de vender por su carácter ético: supone ir un paso por delante en diversos proyectos, tanto públicos como privados, y formarse en un sector que no hace más que avanzar y evolucionar.

Cómo y por qué adaptarse a la normativa en Bioconstrucción
5 (100%) 10 votes