Marc Capilla es Ingeniero de Sistemas Informáticos, Máster en Informática Industrial, Visión Artificial y Robótica, y CEO fundador de INOLVE, empresa tecnológica desarrolladora de Fliwer, la solución de Jardinería Urbana Inteligente.

1. ¿Cuál era tu idea inicial, cuando empezaste a formarte en informática y robótica, con respecto a la tecnología con la que trabajarías? ¿Te imaginabas sistemas y proyectos de Inteligencia Artificial como los que estás desarrollando?

Es difícil tener una idea inicial con respecto a lo que vas a hacer con tu formación. En realidad, vas adaptando tu formación y tus estudios a lo que te gusta. A mí, desde bien pequeño, me ha gustado la tecnología: montar cosas, los Meccano, los LEGO… Tenía mucha curiosidad por la electrónica y por el mundo tecnológico en general, y por eso decidí estudiar informática y hacer el Máster en Robótica y Visión Artificial y, por supuesto, Inteligencia Artificial. Siendo sincero, sí que me imaginaba desarrollando nuevos productos tecnológicos, aunque tal vez no estaba tan seguro de que iban a implementar Inteligencia Artificial, en un primer momento.

Sí es cierto que todos nuestros productos están en la punta de la tecnología y utilizan las tecnologías más avanzadas desde el principio. Lo que buscábamos era dar soluciones y mejorar la vida de las personas y el planeta. Nos dimos cuenta que todos los conceptos smart, inteligentes y de tele-gestión que había en el mercado no ayudaban tanto a las personas como podría hacerlo una tecnología que piense por sí misma, que decida por sí misma y que realmente lo haga mejor que un ser humano, porque tiene una capacidad computacional mucho más grande y, por tanto, mayor capacidad para tomar mejores decisiones. Y ahí es donde entró en juego la Inteligencia Artificial.

2. ¿Por qué decidiste fundar INOLVE y cuál era tu objetivo con la empresa?

El objetivo humano del equipo, y el mío propio, es construir productos de alta tecnología que ayuden tanto a los seres humanos como al planeta.

Partiendo de esto, tuve en cuenta que vivimos en un mundo capitalista, con sus normas capitalistas, y que se debe crear una empresa para poder llevar a cabo una idea o un producto. Mi objetivo, realmente, no era montar una empresa, sino lanzar ese tipo de productos. Para mí, las empresas son una herramienta, un camino que tengo que seguir para alcanzar esa meta, por el mundo en el que vivimos.

Marc Capilla Fliwer

3. ¿Cómo surgió la idea de Fliwer? ¿Cómo fue el proceso de su desarrollo?

Fliwer, como su nombre indica, viene de flor (flower, en inglés), y la i la pusimos por inteligente. La idea de Fliwer es que es la “flor inteligente”: un sistema tecnológico capaz de cuidar las plantas de forma inteligente y mucho más eficiente de lo que lo estamos haciendo hoy en día.

Esto es así porque Fliwer es capaz de controlar todos los parámetros vitales que intervienen en la vida de la planta, y de analizarlos e interpretarlos para tomar siempre la mejor decisión. Fliwer es el primer producto que lanza nuestra empresa, INOLVE, y es un producto del que estamos muy orgullosos, porque ayuda, de forma muy significativa, a cuidar un elemento muy importante y que hace que estemos vivos hoy en día: las plantas. Además, gestiona muy adecuadamente otros recursos muy importantes y escasos, como el agua.

El proceso de desarrollo de Fliwer dio lugar a un conjunto de sentimientos muy distintos entre sí. Cuando te pones a crear algo que no existe, que no hay nada igual, y que tiene un objetivo bastante, por no decir muy, ambicioso (un sistema tecnológico capaz de cuidar y gestionar recursos muy importantes y la gran cantidad de dinero que se destina a pagarlos), te enfrentas a una tarea muy complicada.

También hay que añadir que éramos una startup, donde todos éramos gente trabajadora y humilde que no tenía unos recursos económicos muy elevados, lo que implica una presión mayor. Ya no solo había presión de creación tecnológica, de que todo lo que tienes en tu cabeza se pueda ejecutar y funcione, sino también una presión económica, para llegar al punto donde quieres llegar en el tiempo en el que tienes que llegar porque, si no, se te acaba la gasolina. Por tanto, el proceso de desarrollo del producto fue, para mí, muy bonito, pero a la vez complicado. Pero al final tenemos el que es hoy día el mejor producto del mundo en jardinería inteligente, y ahí está nuestra recompensa.

4. ¿Qué es, para ti, lo más beneficioso de un sistema como Fliwer? ¿Por qué crees que es más necesario?

Para mí, lo mejor del sistema Fliwer es que es un sistema que realmente está creado para cuidar la planta, o sea, está centrado en la planta. Nuestro cliente real, como digo siempre, es la planta, no la persona dueña del jardín o cultivo. Nosotros trabajamos para que la planta esté bien.

El hecho de hacer bien nuestro trabajo y tener la planta en las mejores condiciones posibles, dándole lo que necesita cuando lo necesita, hace que tengamos otros beneficios relacionados: ahorramos mucha agua con respecto a los relojes de riego tradicionales o remotos; hacemos ahorrar dinero al cliente final, tanto por el agua como por la electricidad, el abono y otros tratamientos y enfermedades que puede tener la planta si no se cuida como se debe; y, sobre todo, conservamos las especies, la Biodiversidad, y aportamos un gran valor añadido a la conservación del planeta.

El beneficio principal, o la esencia del producto, es que hace su trabajo de forma sostenible. Esto quiere decir, de un lado, que cuida las plantas y gestiona esos recursos de forma inteligente, y de otro, que el propio modelo de negocio del producto es sostenible.

¿En qué sentido? Fliwer se paga con parte del ahorro que provoca. Por tanto, el cliente no tiene que hacer una inversión o un pago añadido para tener el sistema Fliwer, sino que Fliwer vive de parte del ahorro que produce, y el resto del ahorro es un beneficio para el cliente. Así, Fliwer es un producto sostenible y de futuro, en todos los sentidos.

Ahorro provocado por Fliwer

5. ¿Cómo es el proceso de valoración y selección de distribuidores para un proyecto de estas características?

Fliwer no es un producto pensado para venderse: es un sistema tecnológico que se cede al cliente para que cuide de sus plantas.

Al final, el cliente paga un servicio, que se paga a su vez con parte del ahorro que provoca el sistema. Pero el cliente no tiene que hacer ninguna inversión en el sistema, lo que implica que no tiene que esperar a la amortización del servicio. Podríamos decir que se amortiza desde el primer día.

Además, eliminamos otros problemas, como el mantenimiento del sistema, la garantía y otras cuestiones de las que tiene que responsabilizarse un usuario cuando adquiere un producto. En este caso, como el cliente no adquiere un producto, no tiene que preocuparse: nos responsabilizamos nosotros. Y, como somos una empresa que no para de desarrollar, investigar y avanzar, el cliente siempre tendrá la mejor versión del producto y el mejor servicio.

Dicho esto, nosotros no tenemos una red de distribución al uso. Realmente, nuestro sistema es como nuestra familia. Siempre hago este símil: son soldaditos, guardianes de la planta, que nosotros cedemos a nuestros clientes para que cuiden de sus jardines o cultivos. Por tanto, estamos creando una red, que nosotros denominamos de Fliwer Angels, que es como nuestra familia. Queremos ceder estos guardianes para que se repartan por los mejores jardines del mundo y cuiden de ellos.

Por lo tanto, nuestros Fliwer Angels deben ser parte de nuestra familia: deben sentir el producto como propio, y deben ayudar a que el sistema sea cada día mejor y cuidar de él.

6. ¿Cuáles son las perspectivas de futuro del proyecto? ¿Cómo está funcionando su implantación en España y en otros países?

Nuestro objetivo en un futuro es convertir todos los jardines del mundo en jardines inteligentes gracias a nuestra tecnología.

Creemos que no puede ser que la mayoría de los jardines se esté gestionando con tecnología obsoleta, con la misma tecnología de hace 50 años, teniendo en cuenta la evolución que ha habido tecnológicamente hablando. Solo debemos echarnos la mano al bolsillo, donde está nuestro smartphone, con unas capacidades increíbles, para verlo.

La jardinería y la agricultura gestionan un recurso muy importante, que son las plantas. Las plantas llevan a cabo una labor muy importante en el planeta, tienen mucho valor en términos de agua y dinero invertidos en ellas, y el cliente está realizando un mantenimiento constante con ellas. Con todo esto, si miramos qué tenemos invertido en un jardín, vemos que tiene mucho valor a nivel de Biodiversidad, ecología y también económico.

Y, hoy en día, todo este valor que se concentra en cada jardín lo está gestionando un reloj de riego que no tiene ninguna información sobre el estado de la planta o la meteorología. Esto debe cambiar, para que los jardines sean inteligentes, se gestionen a ellos mismos, solo utilicen los recursos que necesitan cuando los necesitan, y notifiquen rápidamente si tienen una fuga, una enfermedad o un mal funcionamiento del riego, porque todo esto puede ocasionar que la planta muera, que desperdiciemos mucha agua o que perdamos mucho dinero. Esta es la razón por la que queremos que Fliwer esté, a nivel mundial, en todos los jardines, convirtiéndolos en inteligentes.

Fliwer Marc Capilla

Por ahora, Fliwer nos ha dado muchos éxitos desde el primer día. Ha ganado todos los premios habidos y por haber en su categoría, que es la de agricultura y jardinería. Desde su concepción, ganamos el premio a mejor producto emprendedor de España, ya en 2011. Después, teniendo el producto ya desarrollado, ganamos premios en las mejores ferias de agricultura y jardinería, como puede ser la feria de Iberflora, la más importante de España, en la que recibimos premios tanto en 2013 como ahora en 2019 con Fliwer Pro, la nueva gama de Fliwer.

En Journées des Collections, la feria más importante de Francia de agricultura y jardinería, también fuimos premiados, así como en la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola y Jardinería (EIMA), una de las más relevantes del mundo, donde hemos ganado en las dos últimas ediciones de forma consecutiva, como mejor producto y mejor producto sostenible y ecológico.

Otra buena noticia ha sido que la Unión Europea también ha confiado en nuestro producto y nos ha premiado con un Horizon 2020 en Fase 2, una financiación muy importante para nosotros porque nos permite dar un paso adelante con la innovación y también nos sirve de certificación: que la Unión Europea crea en tu producto, en Fliwer, en todos sus beneficios, ahorro y lo que puede aportar al planeta y a las personas, es un valor añadido para el proyecto.

Ahora mismo, Fliwer se está comercializando en diferentes países del mundo: en los principales países de Europa, por supuesto, y algunos países de Oriente Medio, como Dubái, donde estamos bastante bien implementados. También en Asia: Tailandia, China y algunos países más donde tenemos algunas instalaciones, aunque todavía no una presencia muy desarrollada. Este año esperamos abrirnos al continente americano, intentando implementar nuevas sucursales allí.

7. ¿De dónde surgió la idea de colaborar con Verdtical? ¿Dónde crees que se encuentra la mayor sinergia entre ambas empresas?

La idea surgió porque el sistema Fliwer está creado para cuidar las plantas. Todo lugar donde hay plantas es apto para colocar un sistema Fliwer y convertirlo en un jardín inteligente, y esto incluye, cómo no, un jardín vertical. Una de las mejores empresas de jardines verticales de España es Verdtical, y al final lo que nos interesa es colaborar con los mejores para hacer un gran equipo. En un principio pensamos en presentar Fliwer a Verdtical para ver si Fliwer podía aportar un valor añadido a sus jardines, y así fue. Pero, cuando planteamos esta colaboración, no nos esperábamos que hubiera una consonancia tan grande en los objetivos, la visión y la misión de ambas empresas.

Lo que ambas empresas queremos es convertir nuestros espacios en espacios verdes inteligentes, que, donde antes había plantas y ahora hay cemento, vuelva a haber plantas, recuperar la Biodiversidad, e instalar cubiertas verdes y otros revestimientos orgánicos, que tanto necesitamos a nivel vital.

De ahí salió el concepto de Jardinería Urbana Inteligente. Junto con Verdtical, queremos volver a tener lo que teníamos antaño los seres humanos: un entorno natural, verde y sostenible. Este es el objetivo principal de esta Jardinería Urbana Inteligente.

Entrevista a Marc Capilla, CEO de Fliwer
5 (100%) 7 votes