¿Cuáles son las diferencias entre los jardines verticales artificiales y los naturales?

A la hora de escoger elementos de decoración interior y exterior, entran en juego numerosos factores. El jardín vertical artificial se ha convertido en una nueva opción muy recomendable por su relación calidad-precio, tanto en exterior como en interior, ya que permite dotar al lugar de ese punto de naturaleza que tanto se agradece, reduciendo los costes de mantenimiento, o incluso instalar flores sin mucha complicación.

Sin embargo, se generan dudas sobre si elegir jardines verticales artificiales o naturales. A priori, la versión natural es la más indicada, pero cada espacio tiene sus propias características (interior o exterior, luz o sombra…) y deben analizarse con detenimiento para tomar la mejor decisión.

  • Para empezar, la elección entre jardín natural o jardín artificial va condicionada al tipo de cliente que lo contrata, ya que hay quien le da importancia a unos aspectos o a otros. Aunque estéticamente ambas opciones sean similares, como productos son bastante distintos. Por ejemplo, como sucede con las flores artificiales o naturales, unas son más duraderas, y otras más atractivas.
  • También debemos tener en cuenta el coste que supone mantenerlos en condiciones óptimas. Está claro que el mantenimiento es uno de los factores más determinantes a la hora de decantarse por el jardín vertical artificial, ya que es más barato. Sin embargo, está demostrado que los jardines verticales naturales en locales comerciales mejoran mucho la afluencia y las ventas. Tengamos en cuenta que un cliente que se siente confortable y satisfecho en un entorno es más recurrente y está más tiempo, por lo que consume más, y el coste de mantenimiento se compensa con unos mayores ingresos.  Además, en Verdtical hacemos un estudio pormenorizado de ingeniería en cada proyecto de jardín vertical, para escoger las especies de plantas que mejor se adapten al lugar y que así el mantenimiento sea mínimo. Pero no podemos olvidar que siempre tendremos una inversión, si queremos que las plantas perduren tanto como el edificio, que con el jardín artificial no es necesaria: se elimina por completo esta preocupación, y nos aseguramos de que siempre va a estar en buenas condiciones, independientemente de las condiciones ambientales.
  • Por último, debemos considerar que el aspecto no es igual en ambos casos. Aunque el jardín artificial sea más barato, la sensación no será natural, sino plástica, y con el tiempo y los rayos UV del sol irá perdiendo su color y textura.

¿Es mejor un jardín artificial o un jardín natural?

No se puede dar una respuesta a esta pregunta en términos absolutos, ya que hay clientes que buscan productos naturales, que aporten valor estético y medioambiental a su vivienda o negocio, y otros clientes que solo quieren una solución de decoración. Cada espacio tiene sus necesidades y se puede percibir de una manera u otra en lo que respecta a su relación con los demás elementos.

Para nosotros, el jardín de plantas naturales tiene numerosos puntos positivos:

  • Es una excelente barrera contra la contaminación.
  • Disminuye los ruidos en exterior.
  • Es más agradable al tacto, especialmente en el caso de las flores.
  • Supone una mejora medioambiental para el espacio.
  • En edificación, mejora la inercia térmica y por lo tanto reduce el consumo energético.

Nuestra experiencia nos dice que esta clase de jardines es ideal para quienes quieren incorporar en su espacio todas las ventajas de la naturaleza y las flores. Además, el sistema iPanel permite tener las plantas en todo su esplendor desde el primer día, sin necesidad de preocuparse por que no se adapten al nuevo espacio para crecer correctamente.

Por otro lado, los jardines verticales artificiales son soluciones plásticas y sintéticas, derivadas de la industria del petróleo y la química. Algo muy a tener en cuenta por aquellas personas concienciadas con el medio ambiente y la sostenibilidad del mundo tal y como lo conocemos. Además, al no instalar nuevas plantas, no tienen impacto en la interacción ecológica del lugar.

Jardín Vertical Artificial

¿Cuándo escoger un tipo de jardín u otro?

Cada persona tiene sus prioridades y necesidades, y no deben hacerse distinciones categóricas. Si bien es cierto que tanto particulares como empresas miran cada vez más por el medio ambiente, en el caso de una arquitectura efímera, como stands de ferias, puestos de mercado provisionales y otros eventos reducidos en el tiempo, hacer una instalación de jardín vertical de plantas naturales para luego desmontarlo al cabo de unos días no es lo más aconsejable.

Los muros verdes, especialmente los que se instalan en fachadas vegetales verticales, están especialmente indicados cuando las condiciones meteorológicas están relativamente controladas y se pueden predecir para evitar que las plantas no pervivan. De todas formas, con productos como el iPanel se puede minimizar el impacto atmosférico, ya que el jardín vertical se adapta a tiempo real y se garantiza la supervivencia y durabilidad de las plantas.

El precio también es uno de los factores más importantes a la hora de decantar la balanza de un lado o de otro. Como es lógico, los jardines artificiales suponen una menor inversión. La durabilidad de este tipo de composiciones plásticas las convierte en una apuesta más segura inicialmente, ya que se minimiza el impacto de factores aleatorios que hacen de las versiones naturales algo más vulnerable. Por contra, con los artificiales no se obtienen beneficios medioambientales ni impacto positivo, no aportamos color y vivacidad con flores reales, y en el caso de los muros verdes de exterior, podremos ver que el color se va desgastando.

En definitiva, se deben valorar numerosos factores a la hora de decantarse por un tipo de jardín vertical. Por ello, recomendamos recurrir al asesoramiento de una empresa de jardines verticales especializada como Verdtical.

Nuestra experiencia en el sector nos permite barajar todas las posibilidades y hacer un estudio detallado sobre el espacio en el que se quiere instalar el ecosistema vertical. Este tipo de instalaciones modifican y mejoran la estética del lugar y por eso se han convertido en una de las tendencias de paisajismo urbano más en auge de los últimos tiempos.