El modelo residencial Passivhaus es un estándar que encaja a la perfección con la Construcción Ecológica

El modelo residencial Passivhaus (“casa pasiva” en alemán) es un concepto de construcción basado en el confort y en la eficiencia energética. Con este modelo se construyen edificios más saludables, que se caracterizan por conseguir un ahorro de hasta el 75% de los recursos energéticos relacionados con la refrigeración y la calefacción, y por utilizar energías renovables para el resto de sus gastos de energía.

Los edificios construidos bajo el estándar Passivhaus (passive house)  son construcciones que se distinguen por un bajo coste energético que beneficia tanto a sus propietarios (a nivel económico) como al planeta (en relación a los recursos empleados). Por tanto, está encuadrado en el estándar de consumo casi nulo o nearly Zero Energy Building (nZEB).

El estándar Passivhaus se ha utilizado para generar una nueva Certificación a nivel europeo, por lo que puede convertirse en un importante factor de impulso de la Bioconstrucción y de la rehabilitación sostenible, con un mayor nivel de eficiencia y menor consumo de energía.

Principales beneficios para la salud

Las casas pasivas o passivhaus, además de contribuir a la sostenibilidad del planeta y de tener connotaciones positivas en las personas a nivel económico, también ofrecen una serie de beneficios para la salud.

La renovación inteligente del aire de una passive house, unida al empleo de paneles de energía solar y de materiales naturales menos contaminantes, ayuda a prevenir enfermedades relacionadas con las vías respiratorias.

passivehouse edificios más eficiencia passive house

El Passivhaus en Heidelberg Village

El Passivhaus es un modelo que tiene su origen en un proyecto casi futurista del grupo Frey Architekten: Heidelberg Village, una aldea que cubre más de seis mil metros cuadrados con un total de 162 viviendas con el modelo Passivhaus, situada en el distrito de Bahnstadt, Alemania. Este proyecto supondría el mayor complejo residencial del mundo en cuanto a viviendas sostenibles y eficientes.

Los edificios Passivhaus del Heidelberg Village disponen de paneles solares y jardines verticales en las fachadas, y de cubiertas vegetales en las azoteas. Todo ello dota al proyecto de un sello distintivo de calidad ECO, ya que está utilizando un método de construcción que mira por el bien del medioambiente y por el abastecimiento natural de los habitantes del edificio mediante la energía solar, con el propósito de conseguir alcanzar la autosuficiencia y eficiencia energética.

Por tanto, en este estilo de edificación se unen los principios básicos de la construcción con la eficiencia energética, optimizando los recursos propios para reducir al mínimo el total de energía consumida. Los edificios basados en el modelo Passivhaus (passive house) se adhieren a los cinco principios de la sostenibilidad: ecología, asequibilidad, integración, innovación y rentabilidad:

  • Ventilación mecánica con capacidad de recuperar el calor.
  • Inexistencia de puentes térmicos.
  • Buen aislamiento térmico.
  • Estanqueidad al aire.
  • Ventanas y puertas de altas prestaciones.

Passivhaus Heidelberg passive house

Revestimientos Vegetales Inteligentes para “casas pasivas”

El estándar Passivhaus se basa en que el impacto de los edificios sea casi nulo, algo que puede conseguirse gracias a varios sistemas y técnicas de construcción sostenible, como los Jardines Verticales Inteligentes. El ahorro de energía en las viviendas y el aumento de la sostenibilidad de los edificios mediante el uso de cubiertas verdes está más que demostrado, ya que son capaces de regular la temperatura dentro y fuera del edificio, reduciendo el efecto “isla de calor”.

Además, algunos revestimientos orgánicos pueden adaptarse a cualquier infraestructura y tienen un consumo muy bajo de agua, para que sean autónomos y ecológicos. En el caso del sistema iPanel de Verdtical para Jardines Verticales Inteligentes, el riego inteligente se adapta de forma automática a las condiciones climáticas, leyendo el tiempo real las necesidades de las plantas para adaptar el riego en cada momento y sin necesidad de intervención humana.