La Rehabilitación Sostenible de edificios es la capacidad de recuperar los edificios construidos con el objetivo de reducir el impacto negativo que generan en el medio ambiente

El impacto que los edificios y las ciudades tienen en el medioambiente y en el planeta es innegable. La Rehabilitación Sostenible busca reducir dicho impacto, asociado al consumo energético y a la generación de residuos, para que un proyecto destaque por la mejora de la sostenibilidad y ahorro de energía y recursos.

La Rehabilitación Sostenible de un edificio, de viviendas u otro tipo de proyecto, responde a toda una estrategia para reducir la huella medioambiental y también a una necesidad de obtener un hábitat sano, que preserve la salud de los ocupantes y se caracterice por el ahorro. Es una forma de modernizar los edificios y adaptarlos a las necesidades del presente y del futuro, ya que las construcciones más antiguas destacan por su poca eficiencia energética.

Esta iniciativa es cada vez más sencilla de llevar a cabo, ya que las Administraciones Públicas otorgan ayudas e información para la mejora de la calidad de vida de las ciudades por parte de profesionales. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Barcelona lanzó una iniciativa para subvencionar hasta un 40% de los costes de ejecución de rehabilitaciones de edificios, y en Madrid se aprobó un programa de subvenciones para instalar jardines verticales y azoteas cubiertas por vegetación en edificios de viviendas.

¿Qué es la Rehabilitación Sostenible?

Esta iniciativa es una respuesta a la necesidad de eliminar elementos y materiales nocivos para la salud y que perjudican nuestro entorno natural, ya que están muy presentes tanto para las personas como para los animales y plantas, en nuestra vivienda y entorno.

En la actualidad, hay diversos componentes nocivos en los edificios, así como materiales de construcción que pueden considerarse tóxicos. Algunos materiales habituales en la construcción que pueden ser muy dañinos son:

  • El hormigón y el granito, que pueden tener efectos radioactivos y son comunes en una vivienda.
  • El radón, que es un gas radioactivo que no se puede percibir por los propios sentidos y que se encuentra en casi todo tipo de suelos. Este gas se desprende hacia arriba, entrando en los pulmones de las personas y provocando enfermedades, como cáncer de pulmón.
  • El amianto, que también se utiliza como un material aislante en las edificaciones. De origen mineral, es muy peligroso cuando se desprende en el aire en forma de diminutas fibras, pues puede producir abestosis y también cáncer de pulmón.
  • Las pinturas y barnices, que exponen a las personas a gases tóxicos, como por ejemplo fenoles, formaldehídos, benceno…

Además, estos materiales no se encuentran en ambiente natural, por lo que no se descomponen de manera sencilla y perjudican al medioambiente.

La exposición diaria a estos materiales tiene un impacto a largo plazo, acarreando enfermedades crónicas tanto a las personas que habitan el edificio como a los ecosistemas.

¿Cómo llevar a cabo una Rehabilitación Sostenible?

La Rehabilitación Sostenible debe tenerse en cuenta en todas las etapas de la construcción, tanto en la edificación como en el mantenimiento.

En caso de tener una infraestructura base, debemos realizar un vacío de los materiales desechables. Su demolición deja lugar a espacios nítidos para edificar en la vivienda estructuras acordes a la conciencia ecológica y energética que promueven los profesionales de este tipo de construcción.

Una vez demolidas las estructuras innecesarias, es necesaria una correcta construcción con los materiales pertinentes, que deben cumplir con los criterios de sostenibilidad, optimización y eficiencia energética de los recursos, para tener el mínimo impacto en el medio ambiente.

Esta optimización y reducción de gasto energético es básica a la hora de construir. Por ello, el aislamiento es una importante característica que debemos tener en cuenta: evitamos las fugas de calor y frío y reducimos el gasto económico (y, por consecuencia, el impacto medioambiental).

Por último, la Rehabilitación Sostenible debe basarse en las energías renovables para minimizar el consumo de energía, con propuestas como el uso de tecnología LED para la iluminación. En general, la tecnología juega uno de los papel más importantes en este sector, ya que los edificios y la construcción se van haciendo más sostenibles gracias a los avances de la humanidad en este sentido.

Así, además de la iluminación LED, otra forma más de apostar por la energía renovable es instalar sistemas de climatización y suministrar a los edificios de energía térmica colocando paneles fotovoltaicos.

Y para su monitorización y para recibir información sobre el consumo final, debemos implementar un sistema de medición de las energías renovables.

De manera complementaria, es importante eliminar posibles barreras arquitectónicas, ya que un edificio sostenible debe ofrecer acceso a todos los ciudadanos.

¿Qué valor añadido ofrece Verdtical?

Desde Verdtical hemos realizado numerosas rehabilitaciones sostenibles con revestimiento orgánico vegetal. Así, dotamos a los edificios de propiedades nuevas, como el aislamiento térmico, y creamos infraestructuras sostenibles gracias a la transformación sustancial de su revestimiento.

Combinamos innovación, eficiencia, durabilidad e inteligencia para crear un producto nuevo y diferente.

Con el nuevo sistema iPanel para la instalación de revestimientos vegetales inteligentes, se optimizan los recursos y el revestimiento es autónomo y duradero. Además, podemos revestir cualquier parámetro vertical, adaptándonos de la manera más natural posible al edificio. Una forma fácil y atractiva de añadir un elemento diferente a nuestros proyectos de rehabilitación de edificios.

Valora este Post