La Arquitectura Ambiental intenta integrar la edificación con el ecosistema natural de las ciudades

Cuando hablamos de Arquitectura Ambiental hacemos referencia a la arquitectura que tiene el objetivo de complementar lo construido con el ecosistema. Este método de arquitectura reflexiona sobre la huella medioambiental y los periodos de vida de un edificio. Prestando atención a distintos elementos del clima, la Arquitectura Ambiental ajusta la edificación a la atmósfera de la zona.

La Arquitectura que piensa en el medioambiente reúne todos los procesos involucrados en el diseño y construcción de edificios: pensar, mantener, hacer, proyectar, gestionar y deshacer la Arquitectura. Todos son clave para crear una edificación acorde al ecosistema, con la consiguiente reducción de consumo energético, emisiones de gases nocivos para el medio ambiente, residuos y gastos de mantenimiento.

Al contemplar directamente la relación entre arquitectura y medio ambiente, la Bioarquitectura revela lo poco que se tiene en consideración a la naturaleza en el día a día de la profesión. Esta práctica propicia una lectura consciente para tener en cuenta las necesidades reales del entorno existente. Considerando factores climáticos y ambientales, materiales y fuentes de energía renovables como la solar, nuevas tecnologías, técnicas y estrategias de diseño, se evita transformar la naturaleza completamente.

Esta mentalidad no solo beneficia a la naturaleza, sino también a la rentabilidad, ya que reduce los costes del edificio por la optimización y eficiencia de los recursos. Esta Arquitectura concentra sus esfuerzos en encontrar un modelo que se integre eficazmente al ecosistema, para fusionar la calidad de vida de los ocupantes y la estabilidad de los recursos naturales y del uso de energía.

¿Por qué surge la Arquitectura Ambiental?

La Arquitectura Ambiental nace a partir de la urgencia de transformar los mecanismos mentales y técnicos de la arquitectura convencional. Ante la grave situación del planeta, con el cambio climático, el aminoramiento de los recursos naturales, la alta contaminación y la injusticia medioambiental, los profesionales de la construcción van incorporando a su formación  materias enfocadas en lo sostenible.

Conseguir un nuevo modelo de arquitectura es uno de los retos más importantes de esta profesión, ya que actualmente está basada, en la mayoría de los casos, en planes de estudio obsoletos y alejados de la realidad. La Arquitectura Ambiental surge para que esta profesión, que está perdiendo en parte su capacidad de renovación y de autocrítica, se adapte a las necesidades del futuro.

¿Cómo debería construirse la Arquitectura Ambiental?

¿Cómo debería construirse la Arquitectura Ambiental?

La clave principal consiste en dejar de entender la arquitectura como una disciplina para crear edificios únicos, inmóviles, aislados, definitivos y destinados a ser grandes máquinas de consumo. Este modelo de arquitectura busca:

  • Transformar la mentalidad y aplicar estrategias para convertir los edificios en construcciones hiperconectadas, con ambientes sensibles a los sentidos.
  • Construir sin necesidad de destruir. Los edificios deben partir del reciclaje del espacio.
  • Mejorar el medioambiente, no solo cambiarlo e intervenirlo.
  • Compartir los recursos del planeta para reducir el impacto y alcanzar la eficiencia energética y la energía sostenible.
  • Rehabilitar las infraestructuras existentes con cubiertas vegetales.
  • Entender los recursos como un patrimonio que hay que proteger.
  • Pensar en la arquitectura como una forma de relacionar lo construido con lo humano, para crear ambientes humanos y saludables.
  • Incorporar la ética en la arquitectura para responder a los nuevos retos.
  • Crear edificios acordes al ecosistema y que gestionen de forma eficaz los recursos energéticos, utilizando la diversidad y la adaptabilidad de sistemas.

Esta mentalidad estaba más arraigada en la arquitectura tradicional, aunque en la actualidad también encontramos esta sensibilidad junto a tecnología muy avanzada, como los  microclimas delimitados por velos de cristal. Con ellos se facilita la entrada de luz y se crean reflejos muy originales y atractivos. Estos espacios concatenan la luz, tanto natural como artificial, y dan mucho juego en cuanto a iluminación.

Arquitectura Ambiental y Verdtical

Verdtical es un agregado positivo de la Arquitectura Ambiental. La entidad funciona como una parte esencial en el sector, que magnifica los efectos positivos de la edificación con conciencia medioambiental. Basándonos en la innovación en Biotecnología, procuramos el bienestar integral de los usuarios de los edificios al mismo tiempo que procuramos un diseño que sea sensible al clima.

Los revestimientos vegetales inteligentes permiten una arquitectura que se adapta más a las necesidades de sus ocupantes y también de la naturaleza. Para Verdtical, esto va de la mano de la integración visual, adaptando además los proyectos al entorno.

Por ejemplo, gracias al innovador Sistema iPanel, podemos dotar a un revestimiento vegetal de inteligencia y autonomía de forma sencilla, de tal modo que el control de riego se haga de forma automática. Esta tecnología avanzada en Bioconstrucción, sumada a esta arquitectura consciente, permite un cambio sin precedentes en el bienestar del medio ambiente.

En definitiva, para los profesionales de la Bioconstrucción la tecnología no debe ser una barrera para la conservación y bienestar de los ecosistemas. Los proyectos de construcción deben tener en cuenta las condiciones ambientales en la elección de sus materiales y de sus fuentes de energía, como la solar. La Arquitectura Ambiental es inherente en el ser humano, como lo es la Biotecnología: las técnicas y sistemas del futuro avanzan hacia la consonancia entre el hombre y la naturaleza.

Arquitectura Ambiental: Edificios integrados con el Ecosistema
5 (100%) 2 votes