¿Qué es un huerto vertical? ¿Cómo hacer un huerto urbano?

Los huertos verticales son un sistema que permite cultivar huertos de plantas, tanto hortícolas como ornamentales, en una estructura vertical de pared. Un huerto vertical, por tanto, hace más fácil el cultivo en espacios reducidos, donde es casi imposible la implantación de un huerto tradicional. Es muy similar a lo que sucede con un jardín vertical frente a uno convencional, pero se trata de un ejemplo de Bioconstrucción a un nivel más pequeño y asequible.

A menudo oímos hablar de “huerto urbano vertical“. Esto se debe a que este tipo de huerto se suele emplear en el entorno urbano, ya que es muy útil para cultivar plantas de todo tipo (hortalizas, verduras, decorativas, aromáticas o culinarias) en casas, apartamentos, balcones o terrazas de la ciudad.

El huerto vertical es una gran opción cuando no se tiene un terreno real para cultivar. Las ventajas de estos huertos son múltiples: ahorramos más agua, podemos conseguir frutas y verduras para consumo propio de los hogares, y además los huertos urbanos verticales pueden ser muy decorativos en una pared, como pasa con un jardín vertical de mayores dimensiones.

Huerto urbano vertical: a tener en cuenta

En el caso de los huertos verticales, al igual que sucede con otros tipos de jardín vertical, es importante la elección de las plantas. En este caso, debemos conocer bien las verduras y hortalizas. Dependiendo de sus características, necesitarán un tipo de macetas contenedoras u otro. El espacio y la profundidad que necesita cada especie puede variar.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta son las estaciones climatológicas y los meses del año. Aunque si el jardín está en el interior de la casa protegido del frío o la calor podemos adaptar su crecimiento, es aconsejable plantar verduras y hortalizas en su estación y tiempo adecuados, para lo que será necesario contar con la ayuda de profesionales en jardinería y botánica.

Hay muchos tipos de alimentos que se pueden sembrar y cultivar en los huertos verticales. Los más comunes son guisantes, tomates, pepinos, calabacines, calabazas de variedades pequeñas, habas, judías, etc.

Cómo hacer un huerto vertical

Cómo hacer un huerto urbano

Para hacer un huerto vertical para una casa solo se necesita una pared en la que montar la estructura, recipientes para la colocación de las plantas, tierra y abono, y las plantas que se vayan a cultivar.

Al igual que cualquier jardín, los huertos verticales tienen unas técnicas de cultivo concretas. También hay distintos tipos de materiales que se pueden utilizar como recipientes o macetas. Algunos de los materiales más apropiados para hacer un huerto vertical son:

  • Con garrafas de plástico de cinco litros. Son muy fáciles de encontrar y son botellas muy grandes, por lo que simplemente colocándolas al revés y cortando la parte superior tendremos un buen espacio para plantar.
  • Con botellas de plástico. Este método es similar al anterior, pero con botellas más pequeños.
  • Con palets de madera. Hay que colocar una bolsa de plástico en el espacio del palet donde se vaya a introducir la planta.
  • Con un zapatero de tela. Este tipo de recipiente es muy sencillo de utilizar: se puede colocar cada planta en un compartimento.

Para hacer un bonito y ecológico huerto vertical urbano, basta con seguir una serie de recomendaciones:

  • Elegir un lugar de la casa donde el sol esté presente. El sol es un componente muy importante para el crecimiento de las plantas, así que elegiremos una pared que reciba mucha luz.
  • La elección de los recipientes. Los más habituales son botellas o amplios recipientes de plástico o barro. Debemos tener en cuenta, si vamos a construir el huerto para el cultivo de hortalizas, que el recipiente tiene que tener más de veinte centímetros de profundidad.
  • La tierra y el abono. Si se usa una tierra rica en nutrientes y un abono orgánico en las macetas, el resultado de los frutos es considerable.
  • Estudio de las plantas escogidas. Aspectos a considerar son: si son de crecimiento rápido o lento, la cantidad de agua y luz que necesitan… Solo así podremos ofrecer una previsión de la recogida.
  • El sistema de riego. Al ser una estructura vertical, se puede utilizar el sistema de riego más antiguo de todos: realizar en los recipientes de arriba un pequeño agujero para que todo el agua que le sobre a una planta pueda regar el resto del huerto.
Huerto vertical: un ejemplo de Bioconstrucción urbana
5 (100%) 1 vote